Questions? Feedback? powered by Olark live chat software

La Casa de los Cuadros

Una casa sin estrés



Después de un largo día de trabajo, de los atascos, las aglomeraciones en la calle, el autobús o el metro, las colas y las esperas, lo último que quieres es llegar a una casa desordenada y caótica. Tu casa debe ser como tu santuario, un lugar en el que recuperes tu energía y pases tiempo con familia y amigos. En lugar de un espacio desastroso que te recuerde sin cesar todas las cosas pendientes que tienes que hacer, arreglar y ordenar. Para vaciar tu casa de todo tipo de energías estresantes, sigue estos 5 sencillos pasos.


Crea tu propio espacio

Puede ser una habitación entera o un pequeño rincón en el que te sientas a gusto, con un buen butacón y cojines bien mullidos. Decóralo de forma sencilla, a tu estilo, para que te sientas cómoda y tranquila. Déjale claro a todos en casa que ese es tu espacio de descanso y que no te molesten cuando estés allí.

Al igual que creas un espacio de descanso, es aconsejable que reserves otro para los temas de "trabajo", como las facturas, todo el papeleo de la casa y las listas de cosas pendientes. De esta forma conseguirás separar el descanso y el placer de las tareas y obligaciones. Esto es fundamental para que la mente desconecte y que no sientas que las obligaciones invaden tu casa y tu vida.


Establece "puntos limpios"

No estamos hablando aquí de separar para reciclar basura, pero sí que mantenemos un poco esa idea. Hay muchas cosas de las que usamos a diario que nada más llegar a casa y cruzar la puerta, dejamos tiradas en el primer sitio que vemos. Resultado, está todo desordenado y además luego no hay quien encuentre nada, porque nadie sabe donde ha dejado las llaves, los guantes, el paraguas, el periódico o el libro. La solución para esto es realmente sencilla y efectiva, basta con colocar en la entrada de la casa un ganchito o cuenco para las llaves, un cesto para los guantes y gorros y un paragüero, para los libros y periódicos puedes colocar un bonito revistero que mantenga la entrada ordenada.


Desconecta del mundo

Es importante desconectar del mundo exterior para relajarse, bajar el ritmo y pensar en uno mismo. Esto actualmente puede resultar imposible si no desconectamos los aparatos eléctricos como la TV, el ordenador, el móvil o el tablet. La omnipresencia de la tecnología puede resultar además de adictiva muy abrumadora. Por eso es importante que por las noches apagues el ordenador, el móvil y demás aparatos electrónicos, o que los dejes fuera de la habitación, para que no interrumpan tus momentos de descanso.


Deja que la luz de la mañana te despierte

Olvídate de las persianas cerradas a cal y canto y atrévete a despertarte con la luz de la mañana que entra en el dormitorio a través de las cortinas. Es una manera mucho más suave de despertarse, puesto que la luz te despierta poco a poco y cuando suena el despertador no resulta tan estresante. Evidentemente en invierno es bastante complicado despertarse con luz teniendo en cuenta la hora a la que amanece, pero puedes intentarlo los fines de semana hasta que vuelvan la primavera y el verano.


Deshazte de los malos recuerdos

Piensa en las cosas que tienes en casa por lo que te transmiten y te hacen sentir. Si algo te trae malos recuerdos, tristeza, melancolía o te recuerda a alguien con quien has terminado mal, no dudes en deshacerte de ello. Si eliminas los elementos que te crean estrés o pensamientos negativos, dejas más espacio a aquellos que te transmiten buena energía y disfrutaras más de tu casa y del tiempo que pases en ella.


Ahora con la llegada del otoño, es un buen momento para poner en práctica estos cinco consejos y preparar tu casa para que la disfrutes. ¿Has hecho alguna vez un cambio para conseguir una casa sin estrés? Cuéntanos tu experiencia.



1 Comentario

20 mar, 2013 • Publicado por ADRIANA

GENIAL !!!

Deja un comentario

Suscríbete y recibe un 5% de descuento.

Te enviaremos descuentos especiales y los mejores consejos de decoración.